Apartamentos rurales Les Cuartes
Alojamientos rurales en el oriente de Asturias
  • Instalaciones

    Los Apartamentos rurales Les Cuartes constan de 2 habitaciones, una de cama matrimonial y otra de dos camas individuales y un cuarto de baño.

  • Equipamiento

    Equipados con vitrocerámica, microondas, tostadora, lavadora, nevera, ropa de cama y de baño, utensilios de cocina y de limpieza.

  • Entorno

    Nos encontramos en un entorno natural de gran belleza, donde se puede disfrutar de la tranquilidad que nos brinda el entorno rural a orillas del río Sella

  • Situación

    Estamos a 4 km de Cangas de Onís y a 14 de la Basílica de Covadonga, desde donde puede acceder a los famosos Lagos de Covadonga.

Galería fotográfica
Al pulsar sobre cada foto puede ver esa galería completa con fotos a gran tamaño
Visitas virtuales de 360° Apartamentos rurales Les Cuartes
Pulse sobre cada botón para ver esa visita virtual a pantalla completa. Se abre en una nueva página.

Visita virtual: Apartamento 2 VR AVisita virtual: Apartamento 2 VR BVisita virtual: Apartamento 2 VR CVisita virtual: Apartamento 3 VR AVisita virtual: Apartamento 3 VR BVisita virtual: Apartamento 3 VR C

Información de interés
Datos prácticos de la zona

Los Apartamentos rurales Les Cuartes constan de 2 habitaciones, una de cama matrimonial y otra de dos camas individuales. Un cuarto de baño.

Disponen de trastero, cocina-comedor, porche, amplias zonas verdes y aparcamiento propio.

Están equipados con vitrocerámica, microondas, tostadora, batidora, lavadora, nevera, ropa de cama y de baño, utensilios de cocina y de limpieza.

Situación

Al encontrarse en el Principado de Asturias, Paraíso Natural por excelencia, los Apartamentos rurales LES CUARTES se hallan en un entorno natural de gran belleza, donde se puede disfrutar de la tranquilidad que nos brinda el entorno rural a orillas del río Sella, y dentro de la comarca de los Picos de Europa. Nos encontramos a 4 km de Cangas de Onís y a 14 de la Basílica de Covadonga, desde donde puede acceder a los famosos Lagos de Covadonga.

A 30 km tenemos Arenas de Cabrales, villa famosa por su queso de Cabrales, donde se encuentra el funicular de Bulnes, que discurre por el interior de la montaña desde Poncebos hasta Bulnes. En Poncebos también encontramos la ruta de senderismo más importante de Asturias por su espectacularidad y su belleza: LA RUTA DEL CARES, labrada en el corazón de la montaña. También tenemos la posibilidad de disfrutar de bellísimas y numerosas playas (más de 40) a 20 minutos, aproximadamente, en Ribadesella y Llanes. Todo esto nos brinda la posibilidad de disfrutar de numerosas actividades al aire libre.

La Gastronomía es una rasgo más de la cultura tradicional, influida por factores orográficos, climáticos , sociales etc. La cocina Canguesa, siempre estuvo definida por los productos tradicionales que se obtienen en el núcleo productivo por excelencia, "la casería". De ella salen productos de la tierra como les fabes, maíz, patatas y las exquisitas carnes de terneros, corderos y cerdos.

De los ríos Sella y Gueña se extraen abundantes y variados pescados de gran calidad con reconocimientos más allá de nuestras fronteras

El protagonismo indiscutible lo lleva la carne y especialmente la carne roxa (roja) de ternera alimentada en los pastos de la montaña, hoy día protegida por una IGP (indicación geográfica protegida) garantía de calidad.

En las majadas en las que pastan los ganados, los pastores elaboran sabrosos quesos, en especial el "Gamoneu" (Gamonedo), que junto a otros de los Picos de Europa como Los Beyos y Cabrales, engrandecen la oferta quesera de la región.

Entre los platos que combinan los productos de la zona se ofrece: desde la típica fabada, les fabes con almejes, pote asturiano, arbejos (guisantes) con jamón, chuletas de carne roxa, pitu de caleya (pollo de aldea) cordero y cabrito.

Los salmones y truchas del Sella tienen un reconocimiento más allá de nuestras fronteras.

La sidra bebida tradicional asturiana también constituye una excelente materia gastronómica ya que es utilizada para la elaboración de platos exquisitos como merluza a la sidra, chorizos a la sidra, etc.

Tras una buena comida, un buen postre como el arroz con leche, el helado Peña Santa o los excelentes pasteles artesanos.

Los restaurantes del Concejo deleitarán su paladar con una preparación esmerada de los productos de esta tierra.

Los jóvenes profesionales de la gastronomía asturiana se encuentran actualmente entre los más reputados a nivel nacional. Este mérito se atribuye a la calidad de las materias primas y a la creatividad de los cocineros y búsqueda de la innovación sin olvidarse de sus raíces.

Es uno de los centros de mayor atracción de Asturias. Allí, en el año 722, comenzó la Reconquista y donde según las crónicas Pelayo derrotó a los árabes. Antes de llegar al Santuario, en el campo del Repelao, según la tradición, fue proclamado Pelayo como rey, tal como lo recuerda el Obelisco erigido por mandato de los infantes de España en 1857.

La visita al santuario comenzará contemplando los dos leones en mármol de Carrara. A la izquierda, abierta en el monte Auseva, la Santa Cueva, sobre la laguna que genera la cascada del río Deva; debajo de la mencionada cascada, la Fuente de los Siete Caños, que según la canción popular asturiana: "... la neña que d'ella bebe, dentro del añu se casa." Cumplido el rito de beber en la fuente y arrojar una moneda al agua de la laguna, por las escaleras de la derecha, accedemos a una pequeña plaza donde se encuentra el Canapé de tiempos de Carlos III.

A la gruta subimos por una escalera de 101 escalones que muchos peregrinos suben de rodillas para hacer cumplir las distintas promesas.

En la cueva se encuentra la imagen de la Virgen, S. XVIII, que sustituye a la primitiva, destruida en un incendio, en 1777. Sus joyas, son una reproducción de las auténticas que se encuentran en el Museo.

Rodeando a la Virgen, aparecen algunos de los reyes asturianos en una exedra que imita el estilo prerrománico asturiano, obra del orfebre Juan José García, autor también del antipendio del altar en el que se representa la batalla de Covadonga.

En la misma cueva, se encuentran: una pequeña capilla neorománica, obra de M. Pidal, que sustituyó al antiguo Camarín; dos tumbas: la de Alfonso I y la de Pelayo con su mujer Gaudiosa y su hermana Ermesinda, que originariamente estaban enterrados en Abamia y que fueron trasladados aquí en época de Alfonso X.

La Colegiata o Casona de Novenas

Es un edificio de planta rectangular, distribuido en torno a un patio, con una torre cuadrada en una de sus esquinas y capilla de San Fernando. Es el edificio más antiguo del Santuario, S. XVI; en el claustro que se configura en su interior aparecen dos sepulturas de abades del S. XI. En la capilla antes mencionada, se encuentran el retablo barroco, procedente de la iglesia de Sta. María de Valdediós y la imagen de la Virgen del Tríptico.

La Hospedería

Llamada también Mesón de crónicas antiguas, es un precioso caserón. Se construyó en 1763, siendo abad don Nicolás Antonio Campomanes.

Saliendo de la cueva, a través del túnel, encontramos La Campanona. Con un peso de cuatro mil Kg., fue primer premio y medalla de oro en la Exposición Universal de París de 1901.

Casa de Canónigos

Alberga Biblioteca, Sala de Juntas, Salón del Trono, Casa Capitular, y el Museo del Tesoro, con valiosas joyas de la Virgen . En el exterior monumental estatua del Rey Pelayo con la Cruz de Victoria realizada en bronce por Gerardo Zaragoza.

Basílica de Santa María la Real de Covadonga

Emplazada sobre el cerro del Cueto, el proyecto definitivo se debe al arquitecto Federico Aparici. Construida entre 1877 y 1901 en estilo neo-románico, consta de tres ábsides escalonados, cubierta con aristas, crucerías en el crucero y ante presbiterio y cuarto de esfera en los ábsides.

Por el exterior se acusa planta de cruz latina, pero en el interior desaparecen los brazos salientes ya que están ocupados por sacristías. Dos altas forres flanquean la fachada occidental que se abre en un pórtico de triple arco.

En la puerta de acceso están los bustos de Sanz y Forés y Martínez Vigil, grandes impulsores del templo, ambos del escultor Mariano Benlliure. El interior destacan en el altar dos cuadros: La Proclamación del rey Pelayo de Madrazo y la Anunciación de Carducho. Pero lo más bello es la cripta, proyectada por Roberto Frasinelli, conocido popularmente como El Alemán de Corao, con un original sistema de bóvedas formadas por arcos resaltados con distintos centros.

Abamia se encuentra tradicionalmente unida a Pelayo y Covadonga. La tradición atribuye, su fundación al Rey D. Pelayo, cristianizando un lugar de culto precristiano se asegura que éste y su mujer Gaudiosa (737) estuvieron enterrados en esta iglesia hasta que, en tiempos de Alfonso X el Sabio, sus restos fueron trasladados a Covadonga.

Algunos consideran esta iglesia, anterior a la invasión árabe. Flanqueada por tejos milenarios, combina en su arquitectura diversas épocas y estilos. Consta de una sola nave, es de estilo románico-gótico de transición, encerrando en su interior restos altomedievales, pertenecientes, es de suponer, a la primitiva fundación. con bóveda de cañón con dos arcos fajones apuntados, que la dividen en tres tramos, y una cabecera cuadrada, más alta, cubierta con bóveda de crucería.

En la iglesia actual, es de destacar la cornisa de canecillos de carácter románico, con representaciones de cabezas humanas, de dragones, y otros animales fantásticos, así como la portada sur, con arco de medio punto ligeramente apuntado, con doble abocinamiento, apoyado en dobles columnillas pareadas, y que reproduce en sus arquivoltas, una representación del infierno, en la que la tradición popular quiere ver el martirio eterno del traidor obispo Oppas, al que afirman pertenece la cabeza humana que sobresale de la caldera, alrededor de la cual se afanan un grupo de diablos. Presenta un enfronte sencillo y tosco, con escasos huecos, que se reducen a una estrecha portada gótica, con rosca de bolas en su única arquivolta, y una saetera para dar luz al coro superior. El retranqueamiento del nivel superior del muro lateral de dicho frente, denota la reforma medieval de una estructura anterior. Asimismo se conservan restos de los muros del cabildo que circundaba el templo por sus lados O. y S., como denuncian las ménsulas de apoyo del tejado del mismo, empotradas en los respectivos muros.

Recientemente ha sido objeto de una cuidada restauración .En el interior se conservan, sin restos humanos, dos cenotafios de época moderna recordando la sepultura en ese lugar de Pelayo y su esposa.

El lugar ya había servido de culto en pasadas épocas, a juzgar por el ídolo y dolmen allí descubiertos en el pasado siglo. La capilla mayor aparece cubierta con bóveda de crucería y en los capiteles del arco de triunfo lleva ramos y hojas. En los paramentos de esta capilla se aprecian pinturas, posiblemente, del siglo XIV.

En el año 1905 dejó de ser utilizada como lugar de culto. Por decreto de 15 de marzo de 1962 fue declarado monumento histórico-artístico.

A los pies de la iglesia se halla el sepulcro de los restos de Roberto Frassinelli "el alemán de Corao", trasladados del viejo cementerio.

La cueva del Buxu cuenta con una rica representación de arte parietal perteneciente al Solutrense y principios del Magdaleniense. En la cueva se combinan las pinturas y grabados de caballos, cabras, ciervos, bisonte..., con figuras geométricas y zoomórficas.

Así mismo, la cueva del Buxu cuenta con una importante muestra de distintas manifestaciones de arte mueble, destacando una escultura de un ave tallada sobre el colmillo de un oso y una plaqueta de piedra caliza grabada con distintos motivos. La cueva fue descubierta en 1916 y declarada monumento en 1985.

Como Llegar

A 2 km de Cangas de Onís en dirección a Panes, por la carretera AS-114, se toma un desvío a la izquierda hacia el pueblo de Cardes, donde un sendero de 1 km conduce a la cueva de El Buxu. A la cueva se accede por una senda habilitada con escalones. Tiene varias cronologías; del Solutrense superior se encontró un colmillo de oso de las cavernas con un ave tallada.

El lago de la Ercina

El lago de La Ercina se encuentra cerca del Enol, y está desecándose poco a poco teniendo ahora unas ocho hectáreas y poco más de dos metros de profundidad. Se trata de un lago eutrófico.

0977619160---lago-de-la-ercina---en-covadonga-concejo-de-cangas-de-onis---4821449---370743
7557404268---lago-enol---en-covadonga-concejo-de-cangas-de-onis---4821448---370683
El lago Enol

El Enol es una extensa cubeta de 80.000 m2, y un calado máximo de casi 24 metros, con 750 metros de longitud y 415 de anchura máxima, que se nutre de las riegas de sus contornos y de los manantiales sumergidos en su lecho.

Galería de vídeos
Sobre Asturias

Asturias, paraíso natural

Guardianes del Paraíso

Playas de Asturias

Mapa de situación exacta
Villanueva - Cangas de Onís